Hi, How Can We Help You?

Blog Posts

El índice divorcios

EL NÚMERO DE DIVORCIOS EN ESPAÑA

El numero de divorcios en EspañaHay quienes establecen que el número de divorcios es o se puede tratar como un índice que muestra la situación económica real de las familias o al menos su percepción por parte de los casados.

Es sabido que en los años más duros de la crisis que copmenzó en el año 2009 el número de divorcios disminuyó, sin duda no hay razones sociológicas o culturales que puedan dar una explicación a este fenómeno más allá del motivo económico, los gastos que deben afrontar los divorciados no son asumiblesm, no setrata del procedimento de divorcio en sí, sino el afrontar los gastos corrientes mensuales ambos por separado.

Si que nos encontramos ante un cambio  frente al dato de la caída de un 90% en los procedimientos de separación, pues si bien antes (antes del año 2005) era obligatoria la separación previa para poder ejercitar la demanda de divorcio, también es verdad que en los años posteriores, ya sin esta obligación, aún se daban un número de separaciones considerable, que ha desaparaecido.

EL DIVORCIO EXPRESS

Hay quienes ven que el número de divorcios en España siga aumentando a la introducción del conocido como divorcio express, que si bien no aporta gran cosa al procedimiento (ya existían las medidas provisionales que se adoptan con gran celeridad) pero que sin embargo han hecho que cale en la sociedad el concepto de suma rapidez en un divorcio por lo que parejas que anteriormente no querían afrontar un proceso de divorcio, finalmente dan del paso del divorcio.

Se calcula que el año 2017 terminará con un número de divorcios que se aproximará a los 150.000, por lo que seguirá en crecimiento respecto a los años anteriores en los que el número rondaba los 120.000 divorcios.

 

Read More

Algunas cosas que debes saber sobre el divorcio mutuo acuerdo

Algunas cosas que debes saber sobre el divorcio mutuo acuerdo

El divorcio mutuo acuerdo es la forma más pacífica de ponerle fin a un matrimonio, ya que implica que ambas partes conversen y lleguen a un acuerdo de antemano.

Generalmente, ocurre que en los divorcios no se genera un acuerdo previo entre ambas partes y es el juez quien termina tomando las decisiones que terminan por no gustarle a ninguna de las partes.

Por eso y por mucho más, es que este tipo de divorcio es el que se prefiere, tanto por las partes implicadas como por los hijos en común del matrimonio.

Sin embargo, es un proceso que, como todo, tiene sus ventajas y sus desventajas. Aprende sobre ambas para tomar la decisión correcta.

Ventajas del divorcio mutuo acuerdo

  • Más barato: pagarás menos por un divorcio mutuo acuerdo que por uno común, ya que pasarás mucho menos tiempo en la corte con los abogados, de modo que sus honorarios descenderán sensiblemente.
  • Buen ejemplo para los hijos: que el matrimonio se termine no quiere decir que las relaciones amigables entre ambos padres también lo hagan. Los hijos de matrimonios divorciados por mutuo acuerdo son personas más felices, seguras y estables que los hijos de matrimonios que llevan a cabo largos litigios y no han podido aprender a dialogar y comunicarse correctamente.

Desventajas del divorcio mutuo acuerdo

  • Circunstancias atenuantes: en caso de existir esta variable, no se recomienda para nada un divorcio de este estilo. Un ejemplo de circunstancias atenuantes es la existencia de niños menores de edad que necesiten de un cuidado específico debido a temas de salud física o mental, como ser autismo o parálisis.
  • Deuda en común: si ambos comparten una deuda monetaria.
  • Violencia doméstica: no se recomienda en absoluto el común acuerdo para divorciarse en este último caso.

Recomendamos la contratación de un abogado matrimonial para que resuelva su divorcio de mutuo acuerdo, ya que los trámites aunque sencillos pueden llegar a ser delicados y siempre es mejor que los trate un profesional experto en la materia.

Read More

familia

DERECHO DE FAMILIA

[toc]
  1. CONCEPTO Y REGULACIÓN
  2. NATURALEZA JURÍDICA  
  3. CARACTERES

CONCEPTO Y REGULACIÓN

Por derecho de familia se entiende el conjunto de normas jurídicas, que integrantes del Derecho civil, regulan la familia, entendida ésta como institución natural y social, en todos sus aspectos de Derecho Privado. DIVORCIOS VILLALBA

El Derecho de familia regula fundamentalmente tres aspectos:

a)            El matrimonio, a su vez, comprende las normas jurídicas relativas tanto a su celebración, como a sus efectos personales y económicos, incluidos los regímenes económicos matrimoniales, y las distintas situaciones de crisis como son la nulidad, la separación y el matrimonio.

c)            La filiación incluye tanto la filiación matrimonial como la extramatrimonial y la adoptiva, y en último lugar la patria potestad.

e)           La tutela comprende el conjunto de normas jurídicas referentes a la guarda y protección de menores o incapacitados no sujetos a la patria potestad.

En cuanto a la regulación del Derecho de Familia se contiene dentro del Código Civil, tanto en el Libro 1, todo lo relativo a los aspectos personales, como en el libro IV, en lo atinente a los aspectos económicos.

Sucesivas reformas han ido modificando las normas contenidas en el Código Civil, intentando atemperar el Derecho de familia a la situación real de las familias, pudiendo apuntar como trascendentales las siguientes modificaciones:

Ley de 4 de julio de 1970, que modificó la normativa de la adopción.

Ley de 2 de mayo de 1975, que suprimió la licencia marital.

La Constitución Española, que impulsó importantes reformas al establecer la igualdad ante la Ley sin diferencias por razón de sexo o filiación (artículo 14). Las Leyes de 13 de mayo de 1981 y 7 de julio de 1981, las cuales introdujeron en el Código Civil los principios constitucionales, y regularon de nuevo la forma de celebración del matrimonio, sus requisitos, las capitulaciones matrimoniales, los regímenes económico-matrimoniales y donaciones: previendo igualmente las crisis del matrimonio: nulidad, separación y divorcio.

Ley 24 de octubre de 1983, que afectó a la tutela, modificando el sistema de tutela de familia por el sistema de tutela de autoridad.

Ley 11 de noviembre de 1987, regulando la adopción. Recientemente Ley 54/2007 de 28 de diciembre, que regula la adopción internacional.

Ley de protección jurídica del menor, de 15 de enero de 1996, la cual modificó muchos preceptos del Código Civil, fundamentalmente en materia de tutela y adopción.

separación

Ley de protección patrimonial de personas con discapacidad de 18 de noviembre de 2003 modifica la tutela al introducir la auto-tutela.

Ley de 1 de julio de 2005, la cual introduce el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Ley de 8 de julio de 2005 modificando, de modo trascendente, la separación y el divorcio.

Por otra parte, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Cataluña la Ley 9/1998, de 15 de julio, aprobó el denominado Código de Familia.

 NATURALEZA JURÍDICA

El Derecho de familia, tradicionalmente había sido considerado como parte integrante del Derecho civil, esto es, dentro del ámbito del Derecho privado.

En relación con la naturaleza del Derecho de familia siempre ha sido un referente importante la doctrina, la cual mantenía la separación entre el Derecho de familia y el Derecho Privado, y la afinidad entre aquél y el Derecho Público, y ello al entender que el Derecho Público es el que persigue la satisfacción de intereses supraindividuales, por el contrario el Derecho privado regula la satisfacción de derechos individuales.

La doctrina española, no obstante, ha tratado, casi de modo generalizado, al Derecho de familia como Derecho privado, y no público, y como parte integrante del Derecho civil.

 CARACTERES

Las características esenciales del Derecho de familia son las siguientes:

a) Contenido ético, ya que las normas jurídicas que integran el Derecho de familia dimanan, más que del Derecho positivo, de la ética, ya que la familia tiene una conceptuación de institución natural y social aceptada y regulada por el Derecho.

b)           Prevalencia de las relaciones personales y del interés supraindividual; y ello atendiendo a que el Derecho de familia regula fundamentalmente tanto situaciones como derechos y deberes personales; también regula relaciones económicas, tales como alimentos, régimen económico matrimonial, pero teniendo éstas un carácter accesorio, y no siendo reguladas de forma principal, sino como consecuencia de las relaciones personales.

e)           Carácter de función; y ello porque la finalidad en la concesión de un derecho, no es tanto la satisfacción de un interés digno de protección de sino para cumplir un deber, así normalmente el de los padres para con los hijos, o los de los cónyuges entre si, o los de administración y disposición de bienes.

 

f)            Limitada autonomía de la voluntad; ya que si bien es cierto que dentro del Derecho privado, el principio de autonomía de la voluntad, consagrado en el artículo 1255 del Código Civil, es básico, en el ámbito del Derecho de familia no es tan amplio, sino sometido a la regulación legal y a la supervisión y control judicial.

g)            En último lugar, todos los derechos de familia son absolutamente indisponibles, en cuanto que intransmisibles, irrenunciables e imprescriptibles.

Para finalizar, indicar la importancia en el Derecho de familia, del concepto de negocio jurídico familiar, entendido éste como acto de autonomía de las personas.

AUTORA

 

Read More

¿Como es el divorcio en el reino de España?

El proceso de divorcio en el Reino de España

A lo largo de nuestra vida, somos muchas las personas que nos tenemos que enfrentar a la ruptura matrimonial sin conocer que nuestras leyes nos pueden ayudar en el proceso adaptándose a nuestras circunstancias personales y a las de nuestra familia.

el divorcio en el reino de España

No podemos enfrentarnos a situaciones tan importantes como la separación o el divorcio por nuestra cuenta y es fundamental contar con la ayuda de profesionales que nos puedan aconsejar correctamente y ayudarnos en todo momento. La ayuda de un experto es esencial, sobretodo cuando tenemos en juego intereses superiores, como por ejemplo nuestro patrimonio o nuestros hijos.

El proceso de separación y divorcio no tiene porque gestionarse por vía judicial, se puede tramitar de forma extrajudicial ante notario en situaciones especificas.

El precio del proceso dependerá básicamente de si este es de mutuo acuerdo, ya sea judicialmente o ante notario, o de manera contenciosa.

Proceso de separación o divorcio de mutuo acuerdo

Un acuerdo entre ambas partes logra un proceso mucho más sencillo, rápido y por supuesto menos costoso. Dicho acuerdo tiene que ser de buena fé: ambas partes tienen que ser conocedoras de sus derechos y su pacto no debe perjudicar a ninguna de las dos. Como se ha citado anteriormente, un proceso de separación o divorcio de mutuo acuerdo se puede realizar ante notario o de manera judicial.

Ante notario. Manera extrajudicial.

Desde el año 2015 y debido a una reforma del Código Civil, es posible tramitar el proceso de divorcio de manera extrajudicial ante un notario. Para poder optar a esta forma de separación o divorcio hay que cumplir dos requisitos fundamentales. No debe haber hijos menores de edad de por medio (excluyendo posibles casos de emancipación) y siempre tiene que ser un proceso de mutuo acuerdo.

No es posible divorciarse ante notario de forma contenciosa en ningún caso.

Es una forma rápida, sencilla y barata que permitirá divorciarse o separarse transcurridos noventa días desde el matrimonio. Se debe asistir a notaria y presentar una escritura pública en la que debe reflejar su intención de separarse o divorciarse y las consecuencias que producirá dicha acción, como por ejemplo la utilización de la vivienda familiar o la contribución de cada parte a las imposiciones familiares.

De mutuo acuerdo. Manera judicial.

La competencia de este proceso esta asignada al Juzgado de Primera Instancia más próximo al domicilio familiar.

El proceso de divorcio o separación de mutuo acuerdo por vía judicial solamente requiere de un procurador y un sólo abogado para ambas partes, lo cual abarata a gran medida el procedimiento.

El procedimiento comienza con la presentación de la demanda (junto con el convenio regulador) conjuntamente por ambos cónyuges o por uno con la aprobación del otro.

¿Qué es el convenio regulador?

El convenio regulador es un documento en el cual se enumeran y se regulan las consecuencias jurídicas de un proceso de separación o divorcio por mutuo acuerdo.

Se podría decir que es lo equivalente a una sentencia judicial en un proceso de separación o divorcio tramitado de forma contenciosa.

Vincula a ambas partes una vez separadas o divorciadas y solamente podrá ser modificado en casos específicos. Debe ser claro y conciso para evitar posteriores conflictos.

Read More